,

“en pequeños sueños nosotros medimos” Gaia Ginevra Giorgi

en pequeños sueños nosotros medimos
la quietud vertical de las cosas.
sucumbir a ellos es sencillo en agosto
cuando el entrelazamiento se ha consumado
y somos vena que palpita
pulso que late en uno
yo me he transformado en flecha que acorta
las distancias, tierra volcánica
madre y amante y después hija
para estar tranquila
para fijar el silencio que me toca
para limpiarte las manos
lavarte el cabello en el lavabo

“en pequeños sueños nosotros medimos” Gaia Ginevra Giorgi.

(Texto original)

a piccoli sonni noi misuriamo
la quiete verticale delle cose.
cedergli è facile in agosto
quando l’incastro si è consumato
e noi siamo vena che pulsa
polso che batte in uno
io mi sono fatta freccia che accorcia
le distanze, terra vulcanica
madre e amante e poi figlia
a stare tranquilla
a fissare il silenzio che mi tocca
a pulirti le mani
lavarti i capelli nel lavandino

“a piccoli sonni noi misuriamo” Gaia Ginevra Giorgi.

* Traducción por María Martínez Bautista, también traductora del libro Maniobras secretas, La Bella Varsovia, 2018.

Logo Zéjel

,

“desde la grieta azulada de la tierra” Gaia Ginevra Giorgi

desde la grieta azulada de la tierra
como una niña has apuntado
y has disparado al centro de la tempestad
tus apariciones nubladas
en la fluorescencia de los vasos
(se evaporan) en el resplandor violáceo del despertar
porque me floreces dentro en cada sueño
silencio y abandono
(crezco falena consagrada a tu luz de piedra)
cómo puedo perdonar el que ya no seas más
de huesos y aliento – en estado de carne y decadencia
cómo puedo perdonar los cuerpos de los otros – mi pulso que late
si yo de ti no tengo más que destellos de luz,
el esqueleto intangible de tu juventud.

“desde la grieta azulada de la tierra” Gaia Ginevra Giorgi.

(Texto original)

dalla spaccatura azzurrina della terra
come una bambina hai preso la mira
e sparato al centro della tempesta:
le tue apparizioni nuvolose
nella fluorescenza dei bicchieri
(svaporano) al chiarore violaceo del risveglio
perché mi fiorisci dentro a ogni sonno
silenzio e abbandono
(cresco falena devota alla tua luce di pietra)
come posso perdonare questo tuo non essere più
di ossa e respiro – in stato di carne e declino
come posso perdonare i corpi degli altri – il mio polso che batte
se io di te non ho che stracci di luce,
lo scheletro intoccabile della tua giovinezza

“dalla spaccatura azzurrina della terra” Gaia Ginevra Giorgi.

* Traducción por María Martínez Bautista, también traductora del libro Maniobras secretas, La Bella Varsovia, 2018.

Logo Zéjel

,

“Detrás de las puertas, siempre antes de cada jornada” Luca Minola

Detrás de las puertas, siempre antes
de cada jornada, apenas un latido.
Habitaciones profundas donde entrar,
estancias de color.
Contener un respiro será fácil
e increible, manchará la leche de oscuridad.
Manos más cercanas: luces posibles, cuadros.
Calles inconclusas, dirás,
casas privadas de su fuego.

“Detrás de las puertas, siempre antes de cada jornada” Luca Minola.

(Texto original)

Dietro le porte, prima di ogni giornata
sempre, appena un battito.
Stanze profonde dove entrare,
soste di colore.
Trattenere un respiro sarà facile
e incredibile, sporcherà il latte di buio.
Mani più vicine: luci possibili, dipinti.
Strade inconcluse dirai,
case private del loro fuoco.

“Dietro le porte, prima di ogni giornata” Luca Minola.

Zéjel tercer número
, ,

“Por cada pájaro que despega cae” Francesco Iannone

a mi hijo

Por cada pájaro que despega cae
una hoja
y se quiebran juntos
por el destino opuesto
de la tierra y del cielo.
Por cada hijo que nace un cuerpo
se hunde y no lo vuelves
a ver
y no sabes
a quién pertenece ciertamente
y se queda ahí quieto sobre la alfombra
como un paraíso doméstico
que te hace brotar su tesoro
entre las manos.

Levántate y camina ordena el viento de la tarde sobre el muelle
y efectivamente rueda la piedra
baja el escalón en soledad
un ruido sordo
un cuerpo que vuelve a la arqueología
de su silencio
un sorbo que baja
sordo

y está en el fondo
sobre la gran panza del animal
en la gran cuna del estómago del animal
en la bolsa resplandeciente
del mar.

7 horas, 11 de julio de 2014.

“Por cada pájaro que despega cae” Francesco Iannone.

(Texto original)

a mio figlio

Per ogni uccello che decolla una foglia
cade
e si schiantano insieme
per l’opposto destino
della terra e del cielo.
Per ogni figlio che nasce un corpo
s’inabissa e non lo vedi
più
e non sai
a chi davvero appartiene
e resta fermo lì sul tappeto
come un paradiso domestico
che ti germoglia il suo tesoro
sulla mano.

Alzati e cammina ordina il vento la sera sul molo
ed effettivamente rotola il sasso
scende il gradino in solitudine
un tonfo secco
un corpo che rientra nell’archeologia
del suo silenzio
un sorso che va giù
sordo

ed è sul fondo
sulla grande pancia dell’animale
nella grande culla dello stomaco dell’animale
nella sacca splendente
del mare.

ore 7, 11 luglio 2014.

“Por cada pájaro que despega cae” Francesco Iannone.

Zéjel tercer número
, ,

“Je parie Paris” Lara Tournemire

París, las ratas y las alcantarillas
París y sus regustos

Me han dado náuseas
Vértigo hasta caerme

Y sus olores que obligan a taparse la nariz
Me han traído pensamientos pestilentes

París, su insolencia y su miseria
Sus madres desdichadas y sus desechos humanos

Todos persiguen la locura del metro
En este caos en búsqueda de trabajo

París, sus amigos y sus noches
Te obligan hasta las doce

A rechazar la sobriedad,
A confiarte sobre el altar de la amistad

Y a olvidar que las ratas con sus vientres destripados
Están aquí abajo a tu lado

París, te dejo y ya está bien

Resistiré al embiste de tus invitaciones
A pesar de tu organismo hecho de tentaciones

Por el momento, no me quedan ganas de volver a encontrarte.

“Je parie Paris” Lara Tournemire.

(texto original)

Paris, les rats et les égouts
Paris et ses arrière-goûts

M’ont donné des nausées,
Des vertiges à en tomber

Et ses odeurs à s’en boucher le nez
M’ont mené à des pensées pestiférées.

Paris, son insolence et sa misère
Ses débris humains et ses pauvres mères

Poursuivent tous la folie du métro
Dans ce capharnaüm de recherche de boulot

Paris, ses nuits et ses amis
Te forcent jusqu’à minuit

À rejeter la sobriété,
À te confier sur l’autel de l’amitié

Et oublier que les rats sont éventrés
Ici bas à tes côtés

Paris, je te quitte et c’est bien fait
Je résisterai à l’appel de ton invitation
Bien que ton organisme soit fait de tentations

Pour le moment, je n’ai aucune envie de te retrouver.

“Je parie Paris” Lara Tournemire.

Zéjel tercer número
, ,

“Chair ami” Lara Tournemire

Bebes
Tienes la rabia
Eres como un perro enjaulado

Nunca quedas saciado
Y deseas devorar
Masticar sin fin

Los restos de carne fresca

Te crees el rey
En tu ruedo de perras
Y follas sin escrúpulos

Las noches en Marrakech

Estás lleno de vicios,
Y te ahogas en el abismo
De entre sus muslos

Estás deshidratado
Deseas lamer
Apurar las últimas migajas

De esos deliciosos manjares

No eres sino locura
Predicas el peligro
Otra vez y siempre comer

Pero otra vez y siempre, me das hambre.

“Chair ami” Lara Tournemire.

(Texto original)

Tu bois
Tu as la rage
Tu es tel un chien en cage

Tu n’es jamais rassasié
Et désire dévorer
Mastiquer sans fin

Les restes de chair fraîche

Tu te crois le roi
Dans ton arène de chiennes
Et baise sans gêne

Les nuits à Marrakech

Tu es plein de vices,
Et te noies dans l’abysse
De leurs entre cuisses

Tu es déshydraté
Tu souhaites lécher
Écumer les derniers zestes

De ces délicieux mets

Tu n’es que folie
Tu prêches le danger
Encore et toujours manger

Mais encore et toujours, tu me donnes faim.

“Chair ami” Lara Tournemire.

, ,

“Del color azul” Julian Montijo

 

Hace años me levantaba con el sol
invitaba a los hombres al mundo &
los llevaba lo más lejos que llegaban sus barcos.

Por las noches, cuando yo oscurecía
me enroscaba en la comodidad de tus vaqueros
mientras tu mano tocaba la mía en el cine de la ciudad.

Nos quedábamos quietos, mientras yo resucitaba
en cada píxel de cada película
en cada tono acuoso en tus ojos.

Entonces, en un esplendor, tú te desteñiste
diciendo “nunca cambiarás”
diciendo “tú también me pones triste, a veces.”

Cuando era pequeño quería ser un camaleón
Real, cian, índigo, profundo, tranquilo y fresco
pero ahora sé
……………………….que lo único que seré es Azul.

“Del Color Azul” Julian Montijo.

 

(texto original)

 

Years ago I rose with the sun
invited men into the world &
carried them as far as their ships could sail

In the evenings, when I shaded to black
I curled in the comfort of your jeans
your hand in mine at the movies downtown

We watched, as I came back to life
in every pixel of every film
in every hue of water in your eyes

Then, like brilliance, you faded away
saying ‘you will never change’
saying ‘you make me sad sometimes, too.’

When I was little I wanted to be a chameleon
Royal, cyan, indigo, deep, calm and cool
but now I know
……………………….all I’ll ever be is Blue.

“From the Color Blue” Julian Montijo.

, ,

“Cómo Hablar a los Adultos” Julian Montijo

Ante todo, miente.
No hiciste lo que hiciste anoche.
Las clases van genial.
Tu vida va genial y tus amigos son increíbles.
Todavía soltero, pero no gay.
Todavía dispuesto a configurar sus iPhones.
Segundo, pregúntales algo aburrido.
¿Qué tal tus vacaciones en casa?
¿Qué título le darías a esa viñeta de The New Yorker del mes pasado?
¿Perdonarías a Snowden?
Pensarán que eres encantador y se irán por las ramas
mientras desconectas.
Piensa en el olor del servicio anoche
mientras te arrodillabas y presionabas el gatillo en The Tipsy Crow.
Piensa en tu C- en Álgebra Linear.
Piensa en cuánto
preferirías estar fuera con tus amigos.
Recuerda que ningún amigo te invitó a salir.
Ríete, definitivamente toca reírse.
Piensa en Charlie,
ese chico que conociste en Tinder
que te llevó a Taco Bell, y luego te pidió una paja.
Piensa en tus amigos que trabajan para Apple,
ganan seis cifras y se van de surf los fines de semana con sus jefes.
Finalmente, retírate cordialmente.
Tienes un proyecto enorme que terminar,
y entonces di que te alegras de haberlos visto.
Oh y gracias por la cena.
Conduce con cuidado para salir del parking.
Conduce a casa.

 

“Cómo Hablan los Adultos” Julian Montijo.

(texto original)

First and foremost, lie.
You did not do what you did last night.
School is great.
Your life is great and your friends are awesome.
Still single, but not gay.
Still willing to help set up their iPhones.
Second, ask them something boring.
How was your staycation?
What caption would you give last month’s New Yorker cartoon?
Would you pardon Snowden?
They’ll think you’re charming and go off
while your mind drifts.
Think about the smell of the bathroom last night
as you knelt down and pulled the trigger in The Tipsy Crow.
Think about your C- in Linear Algebra.
Think about how much
you’d rather be out with friends.
Remember that no friends invited you out.
Laugh, it’s definitely time to laugh.
Think about Charlie,
that guy you met on Tinder
who brought you to Taco Bell, then asked for a handjob.
Think about your friends who work for Apple,
make six figures and surf on the weekends with their bosses.
Lastly, excuse yourself politely.
You’ve got a huge assignment to finish,
then say you’re glad you saw them.
Oh and thanks for dinner.
Drive safely out the parking lot.
Drive home.

 

“How to Talk to Adults” Julian Montijo.

, ,

“obra del rapto” Francesco Maria Tipaldi

con un gran trapo en la boca parece tener
una mirada más potente
¿es eso cierto?
¿es sano que se vea esa vena verde?

“opera del rapto” Francesco Mª Tipaldi.

(texto original)

con un grosso panno nella bocca sembra avere
uno sguardo più potente
è vero?
è sano che si veda quella vena verde?

opera del rapimento. Nuova poesia extraterrestre, Carteggi Leterrari, 2016.” Francesco Mª Tipaldi.

, ,

“El mostruo sufría como un Dios en la tierra”

El monstruo sufría como Dios en la tierra

aleja de mí, poeta
este cáliz espantoso…

Lo metieron en un gran barreño
antes de dispararle.

Después el estruendo, el asco de la sangre entre los pelos.

¿Es que hay que elegir

entre el horror de estar en el mundo o aquel de abandonarlo?

“El mostruo sufría como un Dios en la tierra” Francesco Mª Tipaldi.

 

(texto original)

Il mostro soffriva come un Dio sulla terra

allontana poeta
da me questo calice tremendo…

Lo misero in una bacinella larga
prima di sparargli.

Poi il boato, lo schifo del sangue tra i capelli.

Bisogna preferire

l’orrore dello stare al mondo a quello di uscirne?

Il mostro soffriva come un Dio sulla terra. Nuova poesia extraterrestre,
Carteggi Leterrari, 2016.” Francesco Mª Tipaldi.