,

“Mundo” Javier Calderón Luna

de qué estás hecho mundo
te alcanzo con dedos torpes
acaricio tus flores y me mancho de tierra
la tierra huele a libro viejo
cuando no existían los libros
los seres debían oler la tierra ilegible
si no se escribía sobre el mar
dónde se suicidaban las poetas
pienso en ti mundo
pienso en tu estructura interna
en si existen otros mundos y otras poetas y otras aguas
por más que miro en todas direcciones
no alcanzo a ver más allá de tu mar

“Mundo” Javier Calderón Luna.

Logo Zéjel

,

“Al final nunca fuiste a Madagascar” Blanca Berjano

no one leaves home unless
home is the mouth of a shark
Warsan Shire

Al final nunca fuiste a Madagascar
porque, por qué ir allá cuando puedes quedarte aquí
observando los cauces de los ríos,
las comisuras de los montes rasgados
por uñas rocosas y piedras post punk

y que nadie te diga que tú no puedes,
que no puedes levitar en este devenir de los sucedáneos
de gestos de desa(n)grado no disimulado
cuando te cuentan que dejaron a aquella niña abandonada a su suerte
en la isla de Mtsamboro: su padre pedía ayuda y pensasteis que venían a robaros
la nevera de la playa llena de cervecitas frescas
soplaba el viento soplaba el viento en aquella playa
a la que jamás fuiste
donde arriban los kwassas**
los cruceros nunca atracan ………………….ahí
acampan los comoranos
hacen fogatas y beben el agua de la lluvia
y los franceses en sus veleros
sacan fotos con modernas polaroids
vestidos de marineros
con polos de rayas
blancas y azules
cantan a coro:

¿por qué vinieron a morir a estas costas,
a enrojecer con su sangre la arena más beige del mundo?

mira qué foto-souvenir: un hombre sostiene en sus brazos
un cuerpecito inerte envuelto en un salouva*** de flores grises.
los veleros ya no navegan donde abundan los salouvas
envolviendo cadáveres de flores grises.
pero ¿igual puedes subir a las redes la foto expiatoria?
que nadie te diga que no puedes crear tu propio obituario posmoderno,
explayarte en tu gusto extático por la necrosis.
tu ojo derecho (que es tu ojo morboso) captura el instante:
te relames

“Al final nunca fuiste a Madagascar” Blanca Berjano.

* Poema extraído de La barrera más bonita del mundo (Luces de Gálibo) – I Premio de Poesía de la Fundación Caja Navarra.
** Kwassa-kwassa: Piragua o embarcación de madera cuya función es semejante a la de una patera. En los kwassas viajan clandestinamente los migrantes comoranos y malgaches para llegar a Mayotte.
*** Salouva: Vestimenta tradicional que llevan las mujeres mahoresas; consiste en una colorida túnica atada en torno al pecho y que cae hasta los tobillos. Se combina con un tocado en el cabello (kishali) que suele variar en cada parte de la isla.

 

Logo Zéjel

,

“Umbral” Rubén Roca

Ocurre siempre, es siempre igual.
Habitar en lo que observas
termina en agotarse.

Por eso hoy —en esta playa— sabemos
que pronto deberemos abandonar
la quietud segura y caliente de la arena.
Dejar atrás el gesto
que señala el mar
y en la distancia que se abre
entre el pálpito y la boca,
le da un nombre que no necesita.

Al atardecer
—metidos ya en el agua—
nuevamente el pecho es frontera
entre los ojos que miran y la otra parte
del cuerpo sumergido
que desnudo desconoce.

Toda luz impone su secreto.

El sol desciende como un fósforo.
El mar es un espejo que nos arde.

“Umbral” Rubén Roca.

Logo Zéjel

,

“una profecía” y “un bodegón vacío” Rocío Simón

al nacer mi madre me cogió del talón
me sumergió en sopa caliente
quedaron fuera
mi talón su                mano
mi boca llena de tierra


es cierto:
la semilla no germinó
a causa de la leche

                             ¿cuánto podré comer y beber de ti
                             hasta que el cuerpo se consuma desaparezca?
                             ¿cuándo me invadirá toda la luz
                             y quedaré protegida por el alimento?

quizá pronto
puedan nombrarme sin vergüenza

“una profecia” Rocío Simón.

 

 

a diario pienso en alimentar
a todos los hijos que no tendremos nunca
a las hijas que no tuve con mis amantes


quisiera besarte          mientras estrujo un puñado de fresas
alimentar con su jugo
a toda la infancia no nacida


                             ¿serás tú por fin mi único hijo?
                             ¿me dejarás alimentarte con la carne de todos los pecados?


primer plato:


                             ojalá besarte mientras meto
                             la mano en el cocido de mi madre


la restricción me ha hecho comerme a todos mis maridos
quisiera
                             un collar con los talones de todos mis amantes
                             engordar de un amor tan grande


dieta blanda para la purificación
tan felices qué alegres
forman un bodegón de muslos
se acarician con la suavidad
de la naturaleza muerta

“un bodegón vacío” Rocío Simón.

Logo Zéjel

,

“Fresón de Huelva” y “Todos los hombres que trabajan” Paula Melchor

Yo tengo clavada en la conciencia, desde mi infancia, la visión sombría del jornalero.
Yo le he visto pasear su hambre por las calles del pueblo, confundiendo su agonía con la agonía triste de las tardes invernales
Blas Infante

Muere
muere un jornalero
.              (otro, otro)
tras un golpe de calor
y ser abandonado
en un centro sanitario.
Encomiéndate.
Encomiéndate a este suelo que trabajas,
pero nunca será tuyo.
Entrégale tu corazón
-alimento de fresas y aceitunas-,
riégalo con tu sangre.
Escoge una brizna de aire,
un soplo de fuego,
y ponte de rodillas.
A rezar, a morir,
pero de rodillas.

Mujer temporera
se convierte en esclava
esclava sexual
.              (otra, otra)
en los campos de Huelva.
Entrégate.
Entrega tus pies y tu vientre
y tu lengua, tus dientes.
Entrega tus caderas y tu sexo
al patrón a caballo
que va camino del Rocío.

Y tú, de rodillas.
Tú de rodillas:
a ser embestida,
a rezar o a morir,
pero de rodillas.

Baratísimo, niña,
el fresón y el tomate los tengo baratísimos. Solo cinco euros el kilo,
.              (Veinticuatro
.              euros el cuerpo
rojísimos
.              tostados de sangre y sol
y jugosos
.              se pudren en las semillas;
.              se te quedarán entre los dientes
.              y germinarán ahí
.              las vidas con las que se abonan).
¡Y por solo cinco,
.              (solo cinco)
solo cinco euros el kilo!

“Fresón de Huelva” Paula Melchor.

Todos los hombres que trabajan se parecen a mi padre.


Mi padre es un hombre común:
cincuenta años
dos hijas y una
mujer a la que besar por las mañanas.
Siete horas diarias de jornada laboral
y un campo al que volver
los fines de semana.
Mi padre
ha sido muchos hombres:
.              pintor albañil
.              electricista y panadero
ha tenido
muchas y variadas
formas de muerte laboral
.              [y ahora cuida de las flores.
Mi padre ha sido muchos hombres
hasta alcanzar la calma necesaria
para ser mi padre.

“Todos los hombres que trabajan” Paula Melchor.

Logo Zéjel

,

“Un punto” Manuel Mata

Mi madre vierte sobre el mueble de la cocina
veneno para hormigas


productos químicos letales en forma de
minúsculo arroz rosa

las hormigas acuden a él


se lo comen y al poco

caen rendidas


y acuden más


y más


todas se abalanzan sobre el festín
salvo una


hay una hormiga que carga con
uno de los granos


avanza en dirección contraria al resto
de vuelta a casa


el grano es más grande que ella pero
el esfuerzo no parece importarle


se aleja


un punto rosa sobre el mueble


quiero que mueran
todas salvo esa


qué estás haciendo?
me pregunta mi madre


le respondo
pensar en ti.

“Un punto” Manuel Mata.

Logo Zéjel

,

“De cintas y magdalenas” Maria Pina Fersini

En la cinta está mi madre, su voz
me pide un beso
una mano de tamaño reducido al de ahora
abre el puño
deja caer las margaritas que había tardado en escoger
y corre hacia la boca
ahí pega su palma
hinca los dedos al azar
y siguiendo la trayectoria de un abanico que se abre apresuradamente
arroja todo su amor en el aire
En la cinta estoy yo
mi hijo también
no se oye mi voz
la suya tampoco
no hay campo
ni fiestas de gente de campo
ni olor a almendras garrapiñadas
la boca enmascarada
y no es Carnaval
el amor prohibido
el cuerpo constreñido
el algodón dulce sin hilar
la noria sin espectadores
la infancia diluida con gel hidroalcohólico
la limpieza sobre todo
sobre el juego
sobre el libro
por debajo de las pisadas…

…las magdalenas de Proust en una cinta que ya no graba nada.

“De cintas y magdalenas” Maria Pina Fersini.

Logo Zéjel

,

“Un retrato de infancia” Markel Hernández.

Un retrato de infancia
la inocencia a la izquierda
a la derecha paredes pintadas
GORA ETA! GORA EUSKADI ASKATUTA!
tan propio del lugar
como la amenaza cruel de tormenta


la única bomba que llegó a estallarme de cerca
en 2008
atentado contra Euskal Irrati Telebista
un golpe cristalino


mi ama llegó tarde a casa, mi aita no
quiso hablar del estruendo
los niños no comprenden la violencia

Markel Hernández.

Logo Zéjel

,

“un sillón de mimbre” Pablo Bedía Sanjurjo

entre el dolor y la nada
elegí el dolor
Nacho Vegas

un sillón de mimbre
huele a todo lo que perdimos a los ocho
en la casa de mi abuela
hay una sala que recibe a las visitas
y no recuerdo verla:
cuando yo aparecí ya se había vaciado

ahora todo esto
el sillón la sala lo de antes
me amenaza como un escorzo
que cuando me doy la vuelta revela mi
innecesaria existencia

Pablo Bedía Sanjurjo.

Logo Zéjel