Entradas

,

“El final” y “Certezas” Alba Moon

There is a light that never goes out
The Smiths

Todos los veranos sentíamos la rapidez de los noviazgos,
rescatábamos el furor de bailar en las verbenas
rodeados de luces que nunca se extinguían.

Era la moda del color y lo admisible,
de darnos a oscuras el calor que nos sobraba.
A pesar de la piel fresca y la inocencia quebradiza,
buscaríamos nuevas formas de salvarnos
al no querer ser mayores antes de tiempo.

Pediríamos la lentitud de los instantes
para guardarlos una vez se fuesen lejos.
Jugaríamos por última vez en horas raras,
diríamos adiós y hasta mañana
sin saber nunca a dónde fuimos.

Como un conjuro repetido para siempre,
hemos anclado la escena en la memoria.
Ahora la única belleza que nos queda es la del lenguaje.

“El final” Alba Moon.

En esta tierra donde los amigos están lejos
y el tiempo pasa de forma pausada,
despertamos convencidos del avance.


Pensamos que a una edad, triunfar es tener prisa por irse.
Aunque el mar ya no exista y solo el gris nos atropelle,
aunque la nómina nos atormente y la luz se vaya a cada rato.

Siempre tendremos la certeza del fracaso
y toda una vida para culparnos juntos.

“Certezas” Alba Moon.

Logo Zéjel

,

“Quisiera empezar por una carta” Laura Villar

Quisiera empezar por una carta


contarte que aquí los pájaros
siguen su canto
cuando se los lleva el mar
y se funden con el cielo

(pero aquí no significa nada
sino adentro)

los paisajes que atraviesan las ventanas
del coche del tren
se desvanecen
pero algo siempre acaba quedándose
algo siempre
pero siempre algo también se deshace
fuera y lejos
pero siempre algo también
dentro y cerca
aquí
repito
aquí

quisiera decirte
no estoy hecha
para la pérdida
pero los pájaros y la gente
igualmente se van

(pero aquí significa adentro

significa
no se van del todo

nada

nunca)

“Quisiera empezar por una carta” Laura Villar.

Logo Zéjel

,

“A una flor la eleva el vuelo” Gabriel Baldoy

A una flor la eleva el vuelo
y termina tejiendo caminos
por la abertura azul de la tarde,


sus tumbos dejan
una línea vaga
entre el sol que cede
y la llaga en la tierra.

Tras su paso…
un olor fingido bajo la lengua,
un regusto a fruto maduro;

luego nada,
como si los signos de mudanza
fueran nuestra única definición.

“A una flor la eleva el vuelo” Gabriel Baldoy.

Logo Zéjel

,

“Infancia” Elisabet Fábregas

Recorremos el campo,
nuestras piernas
caminan entre césped,
hay viento,
aridez en el aire.


Cansadas de verbalizar
nos acurrucamos cerca de una madriguera
encontramos
al animal,
queremos sacar su leche,
contemplar el nido,
abandonar el cuerpo
y transcribir la vivencia
en el hueco de la memoria,
desasirnos del lenguaje
aprendido,
ser voz habitada.

Dejamos un cuchillo
enroscado
en nuestros ombligos,
tocamos a rebato
la sangre que riega
el disparo en el árbol,
atravesamos
el útero
bajo la carne
que nos guarda,
tocamos la infancia.

“Infancia” Elisabet Fábregas.

Logo Zéjel

,

“Cuerpo abyecto, lenguaje deseado” Carmen Lendínez

Nada me permite este encuentro
entre el despliegue del cuerpo
y el recogerse del lenguaje.


La pasión no es cuestión de resultados,
sino de posibilidad.
Soy la advenediza de la elipsis
a través del sentido.
Y tú, amor, en qué punto te aciertas
en todo este lenguaje desbordándose hacia los límites
de todo este cuerpo.

“Cuerpo abyecto, lenguaje deseado” Carmen Lendínez.

Logo Zéjel

,

“Nudo” Elisa Sestayo

Agarro con mis manos ateridas
el nudo que desborda mi garganta.


Trato de contener su fuerza,
empujar hacia dentro el amasijo
de penas innombrables,
explicar con palabras de este mundo
que me habita un bullicio de silencios,
que si en mí queda algo de mí
tendría que hallarlo en el nudo.

“Nudo” Elisa Sestayo.

Logo Zéjel

,

“todo el ruido rompe con el deseo de irse” Mayte Martín

todo el ruido rompe con el deseo de irse
y a la vez una solo puede perderse en el ruido
hay muchas palabras que retumban constantemente en la pelvis
luego arañan los muslos se cuelan en tu cinturita
tenemos un ruido un ruido de locos dentro
y un millón de ronquidos
agazapados en el cabecero de la cama
y quiero atraparlos todos y ser capaz de decir
todo este ruido adentro me pertenece
todo este ruido dentro arrulla y rompe
en mis pechos blancos y me ciega
y estalla ante mí
irrefrenable

“todo el ruido rompe con el deseo de irse” Mayte Martín.

Logo Zéjel

,

“No queda lejos la ruina” Héctor Aceves

No queda lejos la ruina.
______[La oscuridad es la falta de luz.]
En este punto de la tierra dos amantes hace siglos,
______[Es sencillo que se dé una falta absoluta para el ser humano,]
como en cualquier comienzo. Y es doloroso nombrar
______[sin embargo, la oscuridad absoluta no existe,]
el origen incierto de las cosas, porque siempre es mentir, y la mentira es una prórroga.
______[porque la luz no es solo el espectro visible, sino]
Es eso quizá: la demora. Lo que los nombres demoran,
______[todo el espectro electromagnético.]
lo que los amantes demoran. Sí,
______[Entre todo cuerpo la luz existe,]
hay algo obsceno en la dilación, lo terriblemente impúdico
______[aunque sea imperceptible a los ojos.]
de cuanto no se ve. Sí,
______[De este modo,]
hueco habitado donde se hunde tu mano
______[no existe la oscuridad,]
y mi mano.
______[sino la luz]
Mira cómo te ofrezco este cuerpo, justo este,
______[más cruel.]
con las palmas rendidamente abiertas.

“No queda lejos la ruina” Héctor Aceves.

Logo Zéjel

,

“si apago la luz cada noche, se enciende la sombra” Helena Pagán

si apago la luz cada noche, se enciende la sombra
anticipada del sueño;
tu cuerpo y el mío avanzan juntos
por un suelo sin orillas.


en ese pasillo que solo
se ha mirado a la luz de su final, permanecemos
con la vaga esperanza del nombre sellando las formas.

hay ausencias que existen para siempre
porque mi mano las toca

días en los que, como si nada,
muero por ninguna cosa.

vivir parece entonces un recuerdo.

“si apago la luz cada noche, se enciende la sombra” Helena Pagán.

Logo Zéjel